La seguridad es lo primero

Muchos de nosotros decidimos, después de una nueva jornada de pequerugby, sintonizar con la retransmisión por televisión del partido que enfrentó a la selección española con la de Samoa. El objetivo, acercarnos un poco más al deporte de nuestros hijos.

Estoy seguro de que hubo más de un susto y alguna sombra de preocupación en más de uno, cuando el árbitro señaló el fin de la contienda: el parte de bajas entre nuestros leones era muy extenso. Hasta 5 jugadores entre lesionados y contusionados. No es de extrañar, los samoanos, fieros en su aspecto externo, jugaron al límite.

Sirva esta introducción para llamar la atención sobre los riesgos del rugby. No vamos a engañar a nadie. Me gusta decir que el rugby es un deporte de evasión en el cual el contacto es inevitable. Mucho contacto. Y con el desarrollo físico de los jugadores en los últimos años, aún más.

La seguridad es el hilo conductor en la evolución de las Leyes. Esto ha generado controversia entre los amantes de este deporte, algunos de los cuales opinan que el juego se va desvirtuando con dichos cambios. Sea así o no, lo cierto es que la evolución está encaminada a incrementar la seguridad en todos los aspectos del juego.

Ley 7.1: “Todo lo que hagan los jugadores lo deben hacer conforme a las Leyes del juego”.

Ley 8.3: “La Ley de la ventaja no se aplica cuando, en una melé, un jugador es levantado en el aire o forzado hacia arriba y no tienen ningún apoyo en el suelo”

Ley 10: Trata sobre el juego sucio, obstrucciones, juego desleal, infracciones reiteradas, juego peligroso e “inconducta”, sanciones, tarjetas y jugadores expulsados.

Ley 16.2.a: “Todos los jugadores formando, incorporándose o participando en un ruck NO deben tener sus cabezas y hombros más bajos que sus caderas”.

Ley 20: Scrum o melé. Los tres jugadores que integran la primera línea de esta formación son especialistas, y como tal, deben estar señalados en el acta. De igual modo, tienen unos jugadores específicos como recambio en el banquillo. Si un equipo no pudiera mantener esta línea completa, las melés serían pactadas, sin disputa real.

Todas estas reglas, y algunas más, las iremos incorporando a medida que nuestros pequeños vayan creciendo y acompañarán a una de las más importantes, y que ya conocen perfectamente, relativa al contacto: “Un jugador no debe realizar un placaje por encima de la línea de los hombros del oponente. Un placaje así es juego peligroso”.

Así pues, los monitores tenemos como tarea principal, hacer del rugby un juego limpio y seguro.

 

Los jugadores que este sábado nos hicieron pasar otra estupenda y heladora mañana de rugby fueron: Edu, Gabi, Iñigo, Isra, Jorge, Lucas, Luis, Luke, Olivia, Saúl, y Sebi. En dos equipos mezclados jugaron contra Sanse y dos equipos de Cisneros, a los que no nos enfrentamos habitualmente en las concentraciones bisemanales de la FRM.

Diría que fue una mañana de descubrimientos: Jorge descubrió que llegar a la línea de ensayo contraria y soltar el balón en el placaje no es ensayo pero si agarras muy fuerte el balón sí lo es, Sebi descubrió que si subes a placar más rápido que el viento al equipo contrario no le da tiempo ni a respirar, Luke y Gabi descubrieron que si te paras te congelas y ya no te puedes quitar el abrigo nunca, Olivia descubrió que si no llevas mallas largas te raspas las rodillas pero no perdió las ganas de placar, Edu descubrió que después de dar 57 vueltas sobre sí mismo es capaz de placar como un tigre, Iñigo y Luis están descubriendo que cuanto más aprenden mejor se lo pasan, Isra descubrió que mola mucho empujar en el maul, y Lucas y Saúl van descubriendo que cuando ves los conos tienes que cambiar de dirección para no terminar fuera del campo.

Los entrenadores también descubrimos semana a semana destrezas nuevas de nuestros linces y eso nos anima a seguir formándoles en este magnífico deporte, con la esperanza de que les guste tanto como a nosotros y en el futuro sean ellos los que transmitan el rugby a las siguientes generaciones.

 

Lo mejor: La evolución de los niños y el tercer tiempo común que echamos de menos en las jornadas de Orcasitas.

Lo peor: La excesiva densidad en la programación de partidos, que unida al retraso del partido anterior convirtió el horario en un imposible, al menos en la categoría de linces.

 

Carlos Suárez – Monitor Sub6

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Escuela (Lagartijas), Noticias generales y etiquetada como , , , . Guardar el enlace permanente. Trackbacks están cerrados, pero puede publicar un comentario.

Publicar un Comentario

Tu email nunca se publicará ni se compartirá.

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

¿Quieres jugar al Rugby? Ven a concocernos!!!
Accede ahora
Sigue disfrutando del rugby con los veteranos del SIRC.
Accede ahora
Una escuela que promueve y forma en los valores esenciales del rugby.
Accede ahora
Ayúdanos a mantener los valores del rugby.
Accede ahora

Bienvenido! Te avisamos que usamos cookies propias y de terceros para que navegues y compres perfectamente por nuestra web. Si continúas aquí, es que estás de acuerdo. Si quieres más info, esta es nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies