Orgullo Tritón, Orgullo Lagarto!!!!

TRES TRITONES CAMPEONES DE ESPAÑA SUB16

Foto de la Selección Madrileña S16 Campeona de España

Eloy de la Pisa, Iñigo Isardo y Eduard Mocanu se han proclamado campeones de España de la categoría S16 con la Selección de Madrid al vencer en el partido final a Cataluña el pasado domingo por 38-26, remontando un 3-19 en los primeros 20 minutos.

Si bien únicamente Eloy participó en el partido final, nuestros jugadores han participado activamente en todo el campeonato y han contribuido a este éxito del rugby madrileño.

Iñigo (izqda) y Eloy (dcha) en un partido del San Isidro

Felicitar a nuestros tres Tritones y a todos sus compañeros de categoría que están realizando una excelente temporada en su estreno en la 1ª División Regional donde están peleando por entrar en la Copa de Oro.

Un equipo que en septiembre de 2017 comenzó en la Liga de Desarrollo y llegue, apenas un año y medio después, a luchar por estar entre los 4 mejores de Madrid; habiendo ganado a escuelas de mucha más tradición y nombre como Liceo Francés, XV Hortaleza, Cisneros, VRAC, El Salvador; dice mucho de este grupo y de sus entrenadores.

Orgullo para el Club!!!!!!!!! Gracias chicos!!!!!!!!!!!!

Publicado en Academia (Tritones), Noticias generales | Etiquetas: , , , , , , | Dejar un comentario

Trincheras de invierno

San Isidro B, 8- Vallecas, 25

En las trincheras se sabía que el invierno sería duro. Los enemigos serían legión y las bajas, numerosas. Ya lo eran, de hecho: al pasar  revista había demasiados silencios en las filas. Y allá lejos, tras la bruma, se adivinaban poderosos ejércitos. Era el momento en que todo viejo guerrero, a nada que pudiera arrastrarse, respondiera a la llamada y acudiera la primera línea del frente. A tapar huecos y a confiar en que el enemigo no detectara en él a un herido hasta que la pelea hubiera terminado.

La primera batalla tuvo lugar una noche de diciembre, en Puerta de Hierro, a donde nos habían arrastrado, lejos de casa. Contra Vallecas, un rival sólido, con un juego muy competente, bien clasificado, con excelentes credenciales.

Por nuestra parte, recurrimos a la sabiduría clásica: la mejor defensa es un buen ataque. Y así, al grito de “¡sangre y cielo!” salimos de las trincheras y llevamos el juego a su línea de 22. Casi marcamos. Casi… Macanan, ese mulo que quiso ser caballo, a punto estuvo de ensayar por tercer partido consecutivo, pero su embestida, punta de lanza de la marea grana-celeste, se estrelló contra uno de los postes y contra un muro infranqueable de defensores. Y el casi, ya se sabe, no basta. Así que volvimos a golpear con el ariete, una y otra vez; en vano. La defensa era excelente y poco a poco se iba agotando el impulso. La melé y la touche estaban muy igualadas. Quizá en las alturas, en los duelos de biplano a cara de perro, sacábamos un poco de ventaja; sólo un poco. Tampoco basta. Los mauls también se estrellaban una  otra vez contra Scylla, contra el escollo, y en los rucks, en el remolino de Caribdis, de tanto en tanto, nos pitaban un golpe en contra. Demasiado entusiasmo, quizá. Poca cabeza, podría ser. Y el contrario, implacable, seguía defendiendo con toda el alma. Como resultado, todo el esfuerzo desplegado sólo nos aportó un 3-0, un golpe centrado allá por su línea de 22, convertido por Eugenio en el minuto 21.

El respiro fue breve. El primer cuarto había sido nuestro, pero poco después se rompió la línea de defensa, y no pudimos cerrar los huecos. La apuesta ofensiva había fallado, no habíamos cogido al enemigo por sorpresa, y su ataque nos tomó a contrapié. Sendos ensayos en los minutos 24, 31 y 39, y un golpe en el 27, nos mandaron al descanso con un 3-18.

Estábamos de vuelta en la trinchera, y el enemigo en plena y decidida ofensiva. Sólo nos quedaba defender la posición, con toda el alma. A zarpazos. Sin dar ya un paso atrás. Y así, en gran parte de la segunda mitad, el partido quedó muerto. Cada balón costaba una vida, cada ataque un corazón. Luchábamos en tierra de nadie, chapoteando en sangre, bajo el cielo. Ganando metro a metro, para perderlos de diez en diez. Y vuelta a empezar, y vuelta  a retroceder…y en el minuto 53, Vallecas volvió a abrir brecha y nos clavó en el pecho otro ensayo. 25-3. Pero, ya digo, fue en el pecho… y allí está el escudo. Y el escudo no se toca. Así que, será pobre consuelo, pero el resto del partido fue del San Isidro. La pelea en los fosos, en las alambradas, en las galerías, en los pozos, era igual de encarnizada; pero ganábamos terreno. No ya metros, centímetros, pero esta vez no había marcha atrás. Algún golpe en contra ocasional, cierto, ralentizaba nuestro avance, pero no lo detenía. Y gracias a la caballería pesada, con juego a la mano de delantera, llevamos la pelea a su 22. Cruzamos la línea, agrupamos, avanzamos y en el m. 70, por fin, Fernando ensayó. Ese 8-25 había de ser el resultado definitivo. Aunque seguimos atacando, sacando fuerzas de donde no las había, las últimas cargas se perdieron en las tinieblas de la noche. De esa noche en la que, aunque pusimos la sangre, se nos cerraron las puertas del cielo.

(Jugaron Javier Larratxe, Francisco Novelia (Profe?), Macanan, Luis San Juan, Carlso Gómez, Isma, Angulator, Encabo, Peris, Eugenio, Job, Fernando, Álvaro San Juan, Pistolas, AJ, Eduardo Mtez, Juanma, Miguel Méndez, Iñaki Larratxe, Luis Ferreiro, Juan Enrique Fraguas, Juan Camilo).

Javier Larratxe, Capitán.

Publicado en Noticias generales, Seniors (Lagartos) | Etiquetas: , , , , , , | Dejar un comentario

Elogio de la locura

Erasmo de Rotterdam escribió una pequeña obra ensalzando la locura, no la demencia que provoca que los hombres caigan en lo grotesco, sino esa disposición del espíritu que les empuja a conquistar la grandeza.

Este domingo, uno más de la bendita aventura que emprendimos este año al enarbolar el proyecto del San Isidro Old Lizards, realizamos una proeza digna del elogio de Erasmo. Este domingo salimos del campo derrotados por el marcador y una serie de errores arbitrales, esos  que la gente de Rugby olvidamos en algunos segundos. Pero igual que existen victorias pírricas por lo perdido en el camino del triunfo, existen derrotas que eclipsan cualquier laurel. Esto es lo que vivimos juntos este domingo, uno más, o tal vez no, en el campo de Orcasitas.

Salimos al terreno de juego queriendo dejar claro desde el principio que a la juventud y rapidez que suponíamos al adversario, íbamos a oponer nuestra contundencia en delantera y nuestro oficio. Fruto de esa actitud, y de algunos fallos que nos privaron de varios ensayos, y nos castigaron con otros tantos, surgió un toma y daca en el marcador. Comenzamos fieles a nuestro estilo encadenando fases de delantera y fruto de una de ellas, a partir de un maul que avanzó veinte metros, hicimos el primer ensayo. Saliendo en fases desde el maul detenido acude AJ a recibir con una línea de carrera oblicua que le lleva a la zona de marca. Ensayo que transforma Eugenio como haría en cuatro ocasiones.

Nos empatan en el minuto trece con un tipo de jugada que fue una constante en el juego de Boadilla: apertura rápida a la línea de tres cuartos y juego de carrera esperando sobrepasarnos por el exterior o en algún intervalo dejado al barrer defensivamente.

La actitud de lucha intacta pero todo indicaba que el combate de la experiencia contra la juventud era insensata, ¿a qué aspirábamos? Alcanzar la estrella inalcanzable lo llamaba el Caballero de La Mancha. Y nosotros, en la misma utopía, seguimos tratando de tocar el cielo, pero pagando para ello un precio en monedas de sacrificio. Un juego compacto de delantera, una defensa atareadísima en la línea de tres cuartos, por mor del estilo de juego del rival. A destacar el rendimiento del prospecto Camilo en el ala (un ensayo), y del “juvenil” De la Pisa: viendo la machada que se marcó placando y estando en su sitio como zaguero, ensayando dos veces, uno llega a creer que el tiempo es una ficción, y que los gigantes son ratones.

Quizá por el efecto del cansancio bajamos la eficacia defensiva durante la última fase del primer periodo. Pero  ¿qué tratábamos de demostrar? Pues que nada es imposible, y que los años e incluso los quilos no son obstáculos para los héroes. En el minuto 39, resurgíamos de las cenizas, una vez más, y con un ensayo de Quique de la Pisa nos acercábamos en el marcador. Había vida y esperanza, pero en ese momento estábamos 17-26. Toda una parte nos esperaba, pero toda una montaña escarpada por escalar.

Como Don Quijote después de cada caída nos levantamos, y apenas en 7 minutos ensayamos otra vez con De la Pisa. Eugenio transforma y nos ponemos 24-26. La orilla está cerca Robinson. Pero en apenas cinco minutos dos golpes del Gigante nos ponen 12 puntos por debajo. Era real la isla o sólo un espejismo.

¿Qué necesidad había de seguir luchando? ¿No era más razonable ceder a la evidencia? La respuesta la dieron Macanan y Mikel ensayando. 38-39. La victoria a un paso, pero también el destino trágico de los que osan desafiar a los dioses.

Un poco de absurdo se sumó a la historia. Acaba el partido y el señor árbitro nos da ganadores de un punto por un error en el marcador. El error se corrige, pero ya habíamos hecho el pasillo a Boadilla. Se vuelve a jugar (!) una última posesión pues nosotros habíamos lanzado la pelota fuera en la creencia de que íbamos por arriba. (Un error en la gente del banquillo les hizo creer que íbamos empatados, y quizá llevara razón el árbitro en su conteo).

Hasta aquí el absurdo, pero la luz sobrepasa a la oscuridad y ésta no puede agotarla. Saca Boadilla y recibimos balón. Golpe de castigo que tiramos a touche. Sacamos y perdemos el balón, e inexplicablemente un jugador de Boadilla echa la guinda fuera con las manos. Golpe de castigo. Sacamos a touche el golpe y ahora sí conquistamos la pelota y jugamos fase tras fase, abriendo Eugenio a un lado y al otro probando la defensa de Boadilla. Los rostros enloquecidos de los Old Lizards, por el ansia de victoria. En las caras de los del Mad cierta perplejidad, “¿Pero qué buscan estos?” se trasluce en cada metro que retroceden. La última fase se hace con la línea y Miguelón 2.0 ensaya bajo palos tras colarse en un intervalo. La victoria, el “sueño imposible” hecho realidad. Pero no. Un fallo de apreciación del señor anula el ensayo por un pase plano interpretado como avant.

Este domingo, como Erasmo, hicimos con sangre y sudor nuestro elogio de la locura. Pero de la buena,  la que da vida y esperanza, la que nos une en pos de un ideal común de triunfo y de disfrute pleno de la vida.

Soñar lo imposible, batirse con el rival invencible, intentarlo cuando tus brazos están rotos, convencidos de que al final de esta lucha gloriosa nuestros corazones descansarán tranquilos cuando llegue nuestra hora. (El hombre de la Mancha)

Eduardo Martínez “Profe” – Old Lizard

Publicado en Noticias generales, Seniors (Lagartos) | Etiquetas: , , , , , , | Dejar un comentario

Somos humanos

Cisneros, 61 – San Isidro B, 29

La debacle estaba allí, esperando. Todo equipo las sufre, tarde o temprano. Los cielos ponen un empeño sádico en recordarnos que somos humanos y esta vez habían elegido como instrumento para ello al Cisneros, y como terreno, el Paraninfo. 

Empezamos el partido como sabemos, llevando el juego a su campo. Un poco cansados, quizá, un poco escépticos. Y muy pronto se vio, en un rápido contrataque salvado in extremis por AJ, que ése no iba a ser nuestro día. El partido, al menos la primera parte, no iba ser de trincheras. Allí estamos más cómodos que en terreno abierto. En este caso, igual que las fuerzas mecanizadas de von Guderian rodearon y superaron, casi sin disparar un tiro, la Línea Maginot, así al Cisneros le bastó con correr, sin enfrentarse a un atisbo de defensa, para ensayar una y otra vez. Para empeorar las cosas, constantemente regalábamos al contrario el balón en innecesarios golpes de castigo, casi uno por ensayo. En los minutos 9, 14, 16, 21, 33, 36 y 39, Cisneros marcó sendos ensayos. Peor aún, su aviación no perdonó y transformaron todos ellos salvo el último. Por nuestra parte, sólo un ensayo de Migueloso en el m 25 puso al menos el límite por abajo en el marcador. Pero el resultado al final de la primera parte no podía ser peor. 47-5.

Simplemente, no nos podíamos ir así. Había que recomponer los cuadros y dedicar la segunda mitad a jugar al rugby. Dicho y hecho. Volvimos a cargar, con más tino esta vez, más a nuestro ritmo, y Angulator marcó en el minuto 45, lo que con la transformación nos dejaba en 47-12. Parecía que empezábamos a jugar como se debe, controlando el balón, avanzando con tranquilidad, dominando las prisas y las pausas. En el 57 marcó Eugenio y en el 62, después de un robo de melé, Peris. Eugenio transformó y puso el 47-24 en el marcador. Y seguíamso atacando. Regalamos menos balones, pero los seguimos regalando: en el m 68, arrastramos por el suelo un balón, a diez cm de su zona de marca, y el contraataque nos volvió a costar un ensayo transformado. Vuelta a empezar. Angulator volvió a marcar en el extremo derecho en el m 78, pero en el 80 Cisneros anotó otros 7 puntos, dejando el marcador en 61-29.

En la segunda parte, al menos, defendimos los colores, con un parcial a favor de 24-14, y mantuvimos la cabeza alta. Y, sobre todo, estábamos más cerca de sobrevivir al invierno.

(Jugaron Javier Larratxe, Eduardo Mtez, José María, Eero, Touch, Luis Ferreiro, Isma, Angulator, Peris, Eugenio, Andrews, Juan Matos, Fernando, Luis Ortiz, AJ, Podesta, Germán -que debutó como rugbier-, Luis San Juan, Miguel Caballero, David Navarro y Job).

Javier Larratxe, Capitán

Publicado en Noticias generales, Seniors (Lagartos) | Etiquetas: , , , , , , | Dejar un comentario

Casi sin aliento

CAU, 66 – San Isidro B, 37

A la tercera batalla, contra el CAU, llegamos casi sin aliento. El campo, Orcasitas. Abajo. Siempre gusta jugar sobre hierba de verdad, aunque las amplias dimensiones en este caso no fuera a ayudar a unas piernas ya muy cansadas, tras una campaña que estaba resultando larga. Había demasiados claros en las líneas y, en concreto, la primera línea estaba seriamente mermada. Entre las bajas, la de Canche, sancionado en un partido extra; y la de Miguelón, que allí se presentó, con sus vértebras dañadas, pero para el cual la primera línea ha quedado proscrita. Eso acabaría resultando fatal.

Sin embargo, empezamos bien. Como es tradición, al sonido del silbato salimos de la trinchera y atacamos. Esta vez apoyaba el avance la precisa artillería de Sorin, que llevaba el balón, indefectiblemente, a su 22 y casi a su 5. Él mismo, en el minuto 4, marcó un golpe. Los morteros preparaban el terreno. Poco después, volvió a poner un balón, verdadero regalo, a 10m de su zona de marca. Tras ganar la touche, era el minuto 8, Peris marcó y el rumano transformó, como hizo también en el m 12, tras un ensayo de Juan Matos.

En el primer cuarto de hora ganábamos 17-0. En otro mundo más amable habríamos aguantado el resultado diez minutos, y el partido habría sido otro. Pero vivimos aquí y ahora, y las cosas no fueron tan bellas. De alguna forma, se repitió el escenario del partido contra Cisneros. La defensa empezó a hacer aguas y por velocidad el rival, con protagonismo especial de su legión extranjera, superó una y otra vez nuestra anquilosada línea de placaje. La situación, además, la agravaba la pérdida del control de las melés por nuestra parte.

Así, en los minutos 21, 27, 31 y 40, encajamos sendos ensayos, todos ellos casi bajo palos y, por tanto, transformados. AJ y De la Pisa, pura raza, realizaron algunos buenos placajes y Sorin, con la artillería de campaña, marcó un drop en el m 24, pero el partido había cambiado de manos (20-35 en el descanso). La reanudación esta vez no fue mejor y encajamos ensayos en los m 45, 50 y 54, este último transformado.

Una vez más, sacamos fuerzas de flaqueza, tiramos de orgullo, y marcamos en el minuto 59, gracias a Eugenio, móvil como tercera línea, y en el 68 a través de Pumuki, rápido en un golpe a favor. Íbamos a demostrar que, si hay que morir, se muere de pie. En el minuto 71, incluso forzamos un ensayo de castigo.

El CAU, no obstante, volvió a marcar en los minutos 73 y 77 y el partido quedó en 66-37.

(Jugaron; Javier Larratxe, Juanma, Podesta, Iñaki Larratxe, Touch, Miguelón, Eugenio, Isma, Peris, Sorin, Fernando, Juan Martos, AJ, Pistolas, Quique de la Pisa, Ricardo, Job, Claudio y David Navarro).

Javier Larratxe, Capitán.

Publicado en Noticias generales, Seniors (Lagartos) | Etiquetas: , , , , , , | Dejar un comentario
¿Quieres jugar al Rugby? Ven a concocernos!!!
Accede ahora
Sigue disfrutando del rugby con los veteranos del SIRC.
Accede ahora
Una escuela que promueve y forma en los valores esenciales del rugby.
Accede ahora
Ayúdanos a mantener los valores del rugby.
Accede ahora

Bienvenido! Te avisamos que usamos cookies propias y de terceros para que navegues y compres perfectamente por nuestra web. Si continúas aquí, es que estás de acuerdo. Si quieres más info, esta es nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies