Seguimos aprendiendo

Seguimos aprendiendo, todavía desgraciadamente, de las derrotas.

En este caso nos enfrentamos a un equipo (Cisneros) superior en el juego desplegado. Leímos bien esta circunstancia y jugamos sobre el paquete de delanteros toda la primera parte, con lapsus defensivos al abrir ellos el juego que dieron lugar casi siempre a ensayos. Jugando así ensayamos primero, robamos todas las touches de la primera parte, todas las melés tenían ruedas a nuestro favor y las girábamos cuando queríamos. Solo una pega nos implicábamos demás en los agrupamientos y ellos relanzaban sobrando en las alas. La falta de contundencia en el placaje se lo permitía y no eliminaba efectivos al ataque que conseguía continuidad y avance.

En la segunda parte nos pasa algo ya frecuente, nos olvidamos de lo que nos funciona y perdemos el pulso del juego. Dejamos circular en demasía el balón y eso nos mató. No obstante me quedo con lo positivo que nos hará crecer: la delantera está irreprochable, salvo cierta desorganización como cortina defensiva. La línea somos y estamos verdes porque no puede ser de otra forma: el apertura lleva jugando al rugby 10 partidos y aún así está predestinado para el puesto, el primer centro viene del fútbol y lleva jugados cuatro partidos y ya ha ensayado, yo entrenador jugador soy el suplente de los centros, Chiqui y Albacete (lesionado) son el ancla pero se ven superados por todos lados. La buena noticia es que los alas han subido su agresividad, placan y además ensayan, como Pistolas este partido.

Seguimos arrastrando un problema. La indisciplina, seguimos cometiendo golpes de castigo por tirarnos en los rucks (esta vez menos quizá un par), y lo que es peor hablamos con el árbitro, pisamos, placamos dentro de los 10 metros pero lejos de ensayo (el día de Toledo Iberia lo hizo pero evitó un ensayo). Los árbitros tienen un prejuicio contra nosotros que debemos borrar. Cierto rugby arcaico ya no es tolerado ni por el reglamento ni por los árbitros, y somos percibidos como los mantenedores principales de esa vieja “tradición”, sea o no cierto. Lo que sí es un dato objetivo es que jugamos 40´con uno menos. Que perdimos oportunidades de ensayo en 22 contraria por indisciplina jugando en ventaja, que por hablar nos hicieron retroceder al menos 50 metros. Ni los All Blacks pueden ganar así.

Agradezco a toda la gente que bajó al partido su presencia: Turco, Alfredo, Rubén, los chicos jóvenes que entrenan con nosotros con alguno de sus padres, Luis Ferreiro… Pero sobre todo a los dos que tuvieron que quedar fuera de convocatoria: Juanorro y Antonio. Se trata de gente que baja a entrenar, a veces hasta lesionados solo para ver el entreno. Ya lo avisó Miguel como capitán y yo lo reafirmo: el que baje a entrenar tendrá minutos significativos y el que no, se puede encontrar con no jugar a pesar de su experiencia o mejor desempeño por puestos. Como el compromiso va subiendo en cuanto a asistencia a partidos nos empezamos a plantear no convocar a todo el mundo; la pega es que seguimos sin confirmar asistencia. Este fin de semana solo nueve jugadores confirmaron asistencia (alguno más 5 o 6 me confirmaron la asistencia en entreno del jueves). Así no se puede convocar selectivamente. El que quiere jugar debe asistir al entreno del jueves como poco (que es en el que tratamos de ensayar el plan de juego). Hasta que no confirmemos mejor no habrá convocatoria selectiva lo que provocará que gente que baje al partido ni siquiera entrará en el acta.

Me llegan sugerencias sobre aspectos del juego a entrenar que acepto y trato de integrar en nuestra planificación del año. Lo que yo solicito urgentemente de todos es bajar a entrenar. Cuando estamos llegando a ser 20 son las ocho y cuarto de la tarde. A esa hora Atleti son ya 40. La media de bajada no llega a 25 personas, con días mucho mejores, y otros mucho peores. Todo el que baja suma y se lleva a casa una gratificación. Soy testigo de ello desde hace cuatro años, incluso en los peores momentos; y ahora estamos entrando en un momento dulce de compromiso, participación y forja de un grupo.

Os pido esto pues es imposible articular un juego colectivo de un deporte tan complejo como el rugby (Pierre Villepreux, el legendario entrenador del Stade Toulousain, dice que el rugby se juega a quince pero se entrena pensando en treinta) si no conseguimos tener una línea de ¾ y otra que sea su sombra, o 16 que compitan para melé, o que sean peso muerto por turnos en el mellier (me lo comentaba Miguelón el otro día).

El staff técnico actual tenemos el compromiso de entrenar con seriedad incluso cuando bajemos cinco, pero es evidente que un plan de juego no puede integrarse con poca gente comprometida en el día a día: entrenas la melé o la touche pero el que baja a jugar no es el que entrena, ensayamos nuestra defensa colectiva (que implica a la línea y a flankers y no la hemos podido ensayar).

En fin y dicho sin acritud que hacemos lo que podemos con lo que contamos. Solo una cosa me amarga al pensarla y es que los muy comprometidos no puedan alcanzar el objetivo central de este año (disfrutar de una experiencia total de rugby) por falta de compañeros con los que conformar un equipo.

 

Esta entrada fue publicada en Seniors (Lagartos) y etiquetada como , . Guardar el enlace permanente. Añade un comentario o deja un trackback: URL del Trackback.

Publicar un Comentario

Tu email nunca se publicará ni se compartirá.

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

¿Quieres jugar al Rugby? Ven a concocernos!!!
Accede ahora
Sigue disfrutando del rugby con los veteranos del SIRC.
Accede ahora
Una escuela que promueve y forma en los valores esenciales del rugby.
Accede ahora
Ayúdanos a mantener los valores del rugby.
Accede ahora

Bienvenido! Te avisamos que usamos cookies propias y de terceros para que navegues y compres perfectamente por nuestra web. Si continúas aquí, es que estás de acuerdo. Si quieres más info, esta es nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies