Dos por el precio de una.

Por un error no publicamos las dos últimas jornadas de Sub10, aún estamos a tiempo.

¿Y cómo le explico “esto” a mis jugadores?

Arrancamos el sábado en una mañana fría, y como viene siendo habitual sólo 7 jugadores a falta de 10 minutos para comenzar el primer partido; y claro, los 7 que estaban preocupados por si iban a poder jugar o no… y como no iba a ser de otra forma los 10 restantes llegaron a falta de 5 minutos para comenzar el partido.

Y así arrancamos contra XV de Hortaleza Rojo, dormidos y concediendo 3 marcas dentro de la primera parte, la parte positiva es que despertaron en este primer tiempo. El partido fue muy bonito de ver y muy intenso, con un XV de Hortaleza muy bien estructurado en cuanto a colocación y muy bien compensado tanto en las fases de ataque como de defensa, equipo con un gran nivel y muy compactado. Ya en el arranque de la segunda parte y con las tablas en el marcador era hora de hacer cambios y dar minutos a los más nóveles, los cuales respondieron bien a pesar de la gran diferencia de los de primer año, tanto en físico como en juego. El partido terminó con 6 marcas a 3 para SIRC, pero perfectamente podría haber acabado más ajustado o incluso del lado de Hortaleza.

El segundo partido nos medía a un Arquitectura Blanco muy grande literalmente, y desde el primer minuto jugaban fase tras fase con sus jugadores grandes que, unido a nuestra falta de placaje, necesitábamos involucrar a 2/3 jugadores por placaje, lo que nos suponía un esfuerzo titánico para poder llegar a placar a las alas, ya que Arquitectura mueve muy rápido el balón hacia el lado abierto cuando quiere hacerlo. Aún con todo pudimos frenar bien sus embestidas en la primera parte, iguales a 1 marca; ya en la segunda parte sólo hubo un color en el campo, el blanco de Arquitectura, no sólo porque fueran superiores (que lo fueron), sino porque el peaje físico de la primera parte, la falta de nuestros delanteros más grandes, los cambios para dar entrada a la 2ª unidad y sobre todo la falta de placaje, hicieron que los de Blanco nos hicieran 3 marcas más llegando al 1-4 final.

Lo peor que sacamos de esta jornada es la permisividad en el juego con el objetivo, a mi entender equivocado, de favorecer la continuidad del mismo. Eso lleva que se permita pisar en los rucks, hand off, adelantados no pitados, etc… Creemos que este criterio de la continuidad choca de frente con lo que los monitores y entrenadores intentan transmitir en los entrenamientos y, lógicamente, confunde a estos aprendices de jugadores.

Y antes de que alguien piense que es una crítica contra la colegiada, que por cierto nos arbitró los dos partidos y está en formación, es todo lo contrario, ya que siguió un criterio único y coherente en su arbitraje; con una muy buena actitud tanto dentro como fuera del campo.

Como resumen, buena jornada de rugby en la que pusimos en práctica nuevos ataques, contra dos buenos equipos a los que les damos las gracias por su buen juego.

Como conclusión, seguir trabajando en nuestra forma de juego y valores, y sobre todo en ser puntuales y placar.

Luces:

  • A las nuevas jugadas que salieron a la perfección.
  • A la hija de Paco por bajar a grabar los partidos.

Sombras:

  • A que esta jornada no hemos placado ni bien ni suficiente.

Citius, Altius, Fortius!!!

El sábado se presentó con un día inmejorable, soleado, buena temperatura y los 15 disponibles con 15 minutos antes del arranque del partido, con este panorama ¿qué podía salir mal? Pues la verdad que con el optimismo que se arrancó la jornada pocas cosas, y eso que el ADN de salir con la caraja es un ente latente que siempre está rondando los campos en los que juega el San Isidro.

El primer partido nos medía a XV de Hortaleza S10 Negro, un equipo grande físicamente y con algunos jugadores que tienen mucho rugby encima para la corta edad que tienen, y como decía en el párrafo anterior el SIRC salió con la caraja del puente no lectivo y con la cabeza pensando en la cama o en los dibujos, porque en los 3 primeros minutos encajamos 2 marcas por no placar, con el consiguiente enfado del staff técnico que veía como hacían lo contrario a lo marcado antes del partido. Así en una primera parte muy emborronada en lo que al juego se refiere, y tan sólo con algunos destellos de calidad, se comenzaba a fraguar lo que vendría en el segundo tiempo, no obstante, se llegó al descanso con 2 marcas para cada equipo.

Y fue aquí donde se produjo el punto de inflexión, no sé si por el tono de la arenga (o más bien riña), o si por como reza el título de esta crónica que es el lema de los Juegos Olímpicos de Pierre de Coubertin, en el cual “El objetivo está destinado a “… las personas que se atreven a tratar de batir récords” y busca alentar a los atletas a dar lo mejor de sí mismos cuando compiten”; o por lo grandes que son nuestros pequeños jugadores; que jugaron una segunda parte perfecta a mi entender, poniendo en práctica todo lo entrenado, defensa en cortinas, placajes únicos sin dar opción a avanzar al rival, empuje en los rucks, no entrar en los perdidos, orden en ataque y ser generosos en el mismo; y aunque pueda parecer un poco soberbio, más bien es orgullo como entrenador por ser la primera vez que ponen en práctica el 100% de lo entrenado aunque sólo fuera una parte.

El resultado final de 8 marcas a 3 para San Isidro fue lo de menos, ya que incluso los jugadores de desarrollo que jugaron lo hicieron a un muy alto nivel comparado con el gran equipo que teníamos enfrente.

El segundo partido nos medía a Alcorcón Amarillo, un equipo con el que no nos habíamos enfrentado y no sabíamos con qué nos íbamos a enfrentar, de ahí que tuviéramos que bajar la euforia de los nuestros y volver a ponerse el mono de trabajo; por lo que el partido arrancó con intensidad, pero esto fue todo lo que se puede contar con respecto al partido, ya que la diferencia de nivel entre ambos equipos era muy grande, de hecho en el saque inicial de los de amarillo, y con apenas 20 segundos, robamos la pelota e hicimos la primera marca ante un Alcorcón que para mí tiene un 10 en actitud y que no bajo los brazos en ningún momento aun cuando no realizaron ninguna marca. Tal diferencia de juego (que entiendo que debió ser un error en los cruces) nos permitió dar muchos minutos a nuestros jugadores de primer año y que fueran poco a poco perdiendo el miedo a entrar, placar y situarse dentro del campo.

Quiero felicitar a los entrenadores Sub10 de Alcorcón, por su carácter y gran actitud con sus jugadores; y al hecho de organizar un 3er tiempo al termino de la jornada donde disfrutaron los jugadores de ambos equipos, hecho que se ve muy poco en estas categorías por la conciliación deporte / familia.

Como resumen, gran jornada de rugby por ser la primera vez que se juega como se entrena.

Como conclusión, seguir trabajando con humildad, sacrificio y sobre todo placaje.

Luces:

  • A la ACTITUD y la mentalidad de trabajo de la segunda parte contra XV Hortaleza.

Sombras:

  • A que seguimos saliendo el primer partido dormidos.

¡¡¡Sangre y Cielo!!!

Vicente Marcos – Monitor Sub10

Esta entrada fue publicada en Escuela (Lagartijas), Noticias generales y etiquetada como , , , , , , . Guardar el enlace permanente. Trackbacks están cerrados, pero puede publicar un comentario.

Publicar un Comentario

Tu email nunca se publicará ni se compartirá.

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

¿Quieres jugar al Rugby? Ven a concocernos!!!
Accede ahora
Sigue disfrutando del rugby con los veteranos del SIRC.
Accede ahora
Una escuela que promueve y forma en los valores esenciales del rugby.
Accede ahora
Ayúdanos a mantener los valores del rugby.
Accede ahora

Bienvenido! Te avisamos que usamos cookies propias y de terceros para que navegues y compres perfectamente por nuestra web. Si continúas aquí, es que estás de acuerdo. Si quieres más info, esta es nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies