Estamos de vuelta con los linces

Autor: Carlos Iberia

Vuelta a la competición en este recién estrenado año 2018. Para facilitar retomar la dinámica dentro del club, se decide acudir con tan solo un equipo sub-6. La propuesta parece acertada, en tanto en cuanto las familias aún nos recuperamos de los excesos y la relativa laxitud de las fechas navideñas.

Con, apenas, dos días de entrenamiento y más de un mes alejados de la tensión competitiva nuestros trece valientes se van congregando en las instalaciones de Orcasitas.

Mañana fría, aunque no demasiado desapacible; botas de tacos nuevas traídas por Sus Majestades; espadas láser de otras galaxias; sudaderas azul celeste “lagartijo”; chubasqueros azul “clarins”; bucales; balones ovalados………. Todo parece listo para empezar a jugar.

Primer partido contra Hortaleza y, mientras reconocemos los límites del campo y las zonas de ensayo, los chicos ya preguntan: “¿Otra vez con Hortaleza?”
Por increíble que parezca son conscientes de los equipos con los que ya han jugado. Y digo increíble puesto que los entrenadores apenas damos importancia a este detalle y casi nunca les decimos contra quién vamos a jugar. Supongo que así, desde pequeños, se van forjando esos partidos especiales, esas rivalidades que perdurarán por muchos años y que marcarán su vida rugbística.

Al lío, que me pierdo haciendo filosofía del rugby.

El partido, con altos y bajos. Buenas noticias: no se han olvidado de avanzar y de ensayar. Noticia menos buena: hemos perdido la costumbre de atosigar al rival.
Consecuencia: un muy bonito partido en el cual el ataque (de ambos equipos) se impone a las defensas. Los nuestros, más avezados que el rival, supieron posar el balón más veces en la zona de ensayo contrario.

Alguna que otra sorpresa: alguno de nuestros pequeñajos tenía escondido (vaya usted a saber dónde) un arsenal de placajes que afloraron insospechadamente, para regocijo de padres y monitores.

Luego, el tramo más pesado. Casi una hora y media hasta el siguiente enfrentamiento.

El rival: Tres Cantos/Osos, aunque entre el reducido número de chicos no nos pareció ver demasiados osos.

El guion del partido muy similar al anterior. Ataques que superan a las defensas y nuestros lagartijillos, muy responsables ellos, buscando el pase a sus compañeros en muchas de las jugadas, alguna de ellas realmente meritoria. Bonita victoria de San Isidro.

Una vez que nos hemos puesto, de nuevo, en marcha, los objetivos serán desatascar nuestra colocación en el campo y, más tarde, avanzar un peldaño en la labor defensiva.

De nuevo, diversión en estado puro.

Jugaron: Mario, Bruno, Jorge, David, Pablo, Nico, Kike, Dani, Víctor, Israel, Jesús, Nico y la inestimable presencia de Jaime.

¡AÚPA SAN ISI!

Esta entrada fue publicada en Escuela (Lagartijas) y etiquetada como , . Guardar el enlace permanente. Trackbacks están cerrados, pero puede publicar un comentario.

Publicar un Comentario

Tu email nunca se publicará ni se compartirá.

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

¿Quieres jugar al Rugby? Ven a concocernos!!!
Accede ahora
Sigue disfrutando del rugby con los veteranos del SIRC.
Accede ahora
Una escuela que promueve y forma en los valores esenciales del rugby.
Accede ahora
Ayúdanos a mantener los valores del rugby.
Accede ahora

Bienvenido! Te avisamos que usamos cookies propias y de terceros para que navegues y compres perfectamente por nuestra web. Si continúas aquí, es que estás de acuerdo. Si quieres más info, esta es nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies