El San Isidro le plantó cara al líder de la liga

2015-11-22-rugby-madrid-sirc-liceo-portada

San Isidro RC 21 – 39 CR Liceo Francés

Ya lo advertíamos la pasada semana tras el enfrentamiento con Industriales: la lección estaba aprendida. Eramos conscientes de que nos visitaba el líder de la categoría, el Liceo Francés, y de que el partido no sería nada sencillo para nosotros. Pero debíamos hacernos fuertes en casa para no perder comba con los equipos de arriba y, sobre todo, no podíamos bajar los brazos ni rendirnos en ningún momento. Y así lo hicimos.

De hecho, después de un calentamiento donde todos dejamos claro cuál era nuestro objetivo, Sorin apenas tardó 10 minutos en posar el oval en la zona de marca rival. Además, también acertó con el pie para poner el 7-0 en el marcador. El buen ánimo y la energía con la que saltamos al césped de Orcasitas se palpaba y el buen trabajo de delantera, muy superior a la francesa, empezaba a dar sus frutos.

Los hombres más rápidos y hábiles de los visitantes no tenían el oval en sus manos y eso nos permitió imponer nuestro juego durante los primeros compases del partido. Pero a medida que avanzaban los minutos, nuestras imprecisiones se multiplicaban y perdíamos el balón con suma facilidad, optando por el juego con el pie cuando había que ser más conservadores. Eso, unido a la férrea defensa del Liceo y al sin bin que nos dejó sin Jaime ‘Jimbo’ durante 10 minutos, propició que los visitantes acaparasen el protagonismo.

El Liceo se adueñó del oval y comenzó a moverlo con velocidad para darle la vuelta al partido. Eso, unido a los fallos defensivos y de placaje que cometimos, permitieron a nuestros rivales abrir brecha en el marcador. Antes de que el árbitro señalase el final de la primera parte, el Liceo acertó a colar un golpe entre palos y anotar tres ensayos para que el resultado fuera de 7-22.

Pese a todo, nuestro objetivo seguía siendo el mismo que al inicio del partido: que la victoria se quedase en casa. Después del descanso, Jorge ‘Pibe’ empezó a mover el banquillo para dar entrada a jugadores más frescos para sustituir a otros que habían caído lesionados.

Los ánimos, como digo, seguían intactos pero la concentración no tanto. Por este motivo, nada más arrancar la segunda mitad el Liceo Francés consiguió su cuarta marca. Los hombres rápidos del equipo visitante seguían desplegando un rápido y eficaz juego a la mano. En el abierto encontraban resquicios en nuestra defensa para avanzar hasta nuestra zona de marca y, así, seguir ampliando su ventaja en el marcador.

Pero la lección estaba aprendida. No había opción de bajar los brazos y éramos conscientes de que teníamos las armas necesarias para seguir peleando por el partido. Nuestros gordos ganaban metros en ataque y la defensa, muy bien colocada y presionando, dejaba sin opciones a nuestros contrincantes. Así fue como, después de mucho empuje, llegó el ensayo de Jordan. Una vez más, Sorin acertó con el pie y logró dos puntos más con la transformación

Corría el minuto 52 de partido y tan solo 15 puntos nos separaban en el marcador del Liceo. Podíamos lograrlo. Lo sabíamos. Sin embargo, empezamos a fallar en la defensa y dejar resquicios en la muralla y acabamos pagando muy caro estos errores. Así, apenas un minuto después de que Jordan lograse nuestra segunda marca, el Liceo lograba su quinto ensayo y volvía a poner tierra de por medio.

El cansancio empezaba a hacer mella en nuestros delanteros y el equipo visitante lo supo aprovechar a la perfección. Tanto es así que apenas necesitaron quince minutos de la segunda mitad para anotar dos ensayos más y dejar sentenciado el partido. El 14-39 alejó cualquier opción de remontada. Pero ninguno de jugadores que portábamos la camiseta del San Isidro estábamos dispuestos a rendirnos. Sin ningún temor nos lanzamos en tromba al ataque para intentar seguir sumando puntos.

Recuperamos a Ismael, que tuvo que marcharse al sin-bin, y, con todo lo que nos quedaba, comenzamos a robar balones. Con coraje y entrega, encerramos al Liceo en su zona de veintidós y las acometidas acabaron por provocar que, cuando corría el minuto 70, Sergio lograse nuestro tercer ensayo. Acto seguido, Borja acertó en una transformación sumamente complicada (por el viento) y eso nos dio el aliento necesario para seguir empujando.

Como dijo Jorge ‘Pibe’ nada más acabar el partido: “si hubiéramos jugado todo el partido como los 10 últimos minutos, nos habríamos llevado la victoria”. Y así fue. Los 15 jugadores del San Isidro nos dejamos la piel sobre el campo para intentar conseguir una nueva meta que nos habíamos fijado: lograr el punto bonus. Dando continuidad al balón, ganando metros y presionando en defensa cuando no teníamos el oval, lo intentamos hasta el último minuto.

Finalmente no pudo ser. Tras un pase adelantado nuestro el árbitro señaló el final del tiempo reglamentario. No obstante, todos regresamos al vestuario con la sensación de que, aunque hay muchas cosas que mejorar (sobre todo en defensa), habíamos logrado recuperar el ánimo y las ganas. En definitiva, habíamos aprendido la lección.

 

AUPA SANISI !!!

Esta entrada fue publicada en Noticias generales, Seniors (Lagartos) y etiquetada como , , . Guardar el enlace permanente. Trackbacks están cerrados, pero puede publicar un comentario.

Publicar un Comentario

Tu email nunca se publicará ni se compartirá.

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

¿Quieres jugar al Rugby? Ven a concocernos!!!
Accede ahora
Sigue disfrutando del rugby con los veteranos del SIRC.
Accede ahora
Una escuela que promueve y forma en los valores esenciales del rugby.
Accede ahora
Ayúdanos a mantener los valores del rugby.
Accede ahora

Bienvenido! Te avisamos que usamos cookies propias y de terceros para que navegues y compres perfectamente por nuestra web. Si continúas aquí, es que estás de acuerdo. Si quieres más info, esta es nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies